Gabriela y Cristian

Gabriela y Cristian

Soy de los que piensa que una pareja se consolida con los años y que la pasión inicial de una relación se puede mantener a través de una serie de experiencia que juntos van a atravesando para llegar al punto donde mirarse a los ojos es sinónimo de reconocimiento y de agradecimiento. El estar juntos, el haber construido un espacio, una familia, un proyecto es posible si las dos partes están comprometidas y el Amor es lo que prima por sobre todo.

Después de 27 años Gabriela y Cristian dieron el Sí. Para  muchos, un papel no cambia nada, entonces ¿Es necesario cambiar algo que ya está establecido? No, y sí. Un papel, una firma, un altar o un par de testigos es la confirmación y el sello para defender algo que se eligió ya hace tiempo, y es el reconocimiento hacia el otro. ¿Cambia algo a partir de ese día? Quizás no, quizás sí, pero habría que preguntarles a los involucrados en estas historias.

Es verdad, un papel no cambia nada, pero como toda Ceremonia, que ha estado impresa en nuestra genética culturalmente, nos impregna de una emoción y nos eriza la piel por la importancia que tiene. Es un testamento: "Sí, quiero". Te elijo, hoy; siempre. Hace 27 años. A vos, a nuestra familia para siempre. ¿Seguiremos siendo novios? Claro que sí, un papel no cambia nada, después de todo, porque el Amor, no tiene una firma.

Dana y Jere

Dana y Jere

Esta historia comienza en un "boliche" (disco, club, o como le llamen) en el interior, ya hace varios años. Bastante porque los dos eran unos adolescentes y Jere por esa época jugaba al básquet.

Un sábado a la noche y junto a uno de se sus mejores amigos decidieron "probar suerte" en el pueblo vecino, algo más grande e importante que el suyo, y hacia el club fueron. Tan ganadores se sentían que fueron con la camiseta de Básquet de su club y decidieron tratar de conquistar a un grupo de chicas...

En realidad fué Dana quien conquistó a Jere al interrogarlo sobre que hacía en ese lugar con la camiseta del Club de Básquet que había fundado su abuelo. 

El amor había nacido una noche de verano y ya serían inseparables compartiendo pasiones por los viajes, deportes y reuniones de amigos eternos. Quizás éste es el resumen de esta Boda que fué muy divertida y donde no se detuvieron un instante en bailar y reír toda la noche.

Con un bellísimo vestido de Carola Forconi, Dana lució increíble gracias también al peinado y maquillaje de Carla Gaitan Urban acompañando todo con un hermoso ramo de Florería Verrúa. Juan Pablo Zurbriggen de Los Patos Catering,  mesa dulce de Abuela Coca, la barra de Magalí Dequino con Old Drink, los chicos de JUMP Producciones Agustin Lescano en video, Seba Nobau y Mauri Palacios en el increíble servicio de música e iluminación y como segundo cámara mi amigo Horacio Leonardi.

Gabriela y Cristian

Gabriela y Cristian

Un día decidís detenerte.

El destino de alguna manera te pone un freno muchas veces. Te hace tomar decisiones que no tienen nada que ver con el éxito alcanzado en lo profesional, los amigos cerca en tiempos de bonanza, las risas, la velocidad de viajes y las distancias lejos. Nada de eso importa. Si miras para atrás y ves lo lejos que has llegado al ritmo que decidiste hacer ese camino, el Destino muchas veces te hace detenerte un segundo para repensar todo.

Un segundo. La vida puede cambiar en un segundo.

¿Una vida juntos? Y sí, casi. 27 años para ser exactos. Juntos, de jóvenes y creando una familia que de alguna manera era todo lo que necesitaban. Pero un día, en un minuto, el choque con una realidad que puede superarte te hace revaluar todo. Y necesitas ser fuerte. Porque si alguna vez dejaste pasar los avisos de luces amarillas, en algún momento, la luz roja se hará presente.

Algo así les pasó a Gabriela y Cristian. Y en ese momento - Cristian sobretodo en su vertiginosa vida - pensó que si perdía sólo una pequeña "cosa", perdía todo. Y que todo lo demás, no tenía importancia. 

La vida son las personas que nos rodean. Sólo eso. Todo lo demás es decoración, escenografía. Y si bien nosotros decidimos cómo queremos armar ese escenario, no debemos olvidar que para que ese escenario esté completo y lleno de colores, son necesarios los actores: esas personas que hacen que nuestra obra aquí, tenga sentido.

27 años. Muchos hijos. Una familia que decidió dar el Sí para afirmar un cambio de vida, de rumbo, de que juntos es mucho mejor hacer un camino sin importar lo lejos o rápido que se llegue, sino que estén ahí todos.

Un pequeño resumen de una tarde juntos de esta pareja encantadora llena de risas que se ha fortalecido desde la unión.

Casamiento de Yuli y Bruno

Casamiento de Yuli y Bruno

Si no vieron la hermosa sesión previa de esta pareja, pueden hacerlo acá porque ahora van a ver el resumen de su noche de Bodas.

Con los preparativos de Yuli desde el Hotel Yrigoyen 111, y con un increíble Chevrolet Fleetmaster del año 1947 restaurado - Bruno fanático de los motores se encargó de que su futura esposa tenga el "carruaje apropiado" para esta celebración -  que buscó a la Novia recorriendo las calles de la ciudad ante la mirada y aplausos de los transeúntes, apareja dió el Sí en la Iglesia de los Capuchinos, la mítica construcción religiosa de la orden Franciscana que fue elegida como Primera Maravilla Artificial de la Ciudad. Su construcción comenzó en el año 1926 y fue finalizada en el año 1934 y por donde han pasado infinidad de parejas que celebraron su Boda en tan hermoso lugar. Familia, amigos y curiosos acompañaron esta ceremonia. 

Luego de los saludos, la fiesta en el Salón Villa Adelina y el bellísimo vestido de Yuliana hecho por Graciela Caligaris. Peinado de mano de Héctor Peralta y el hermoso ramo por Griselda Giecco. Con la inigualable compañía de mi querido amigo fotógrafo Horacio Leonardi.

Yuli y Bruno

Yuli y Bruno

9 años no es poco. 9 o 10? En una vida de dos personas no hace una gran diferencia sobretodo cuando se mira hacia atrás y se mira un camino recorrido. Y decidido.

Ni uno ni el otro sabían que algún día estarían a pasos de dar el Sí. Quizás Yuli lo sabía, siendo una pequeña y  mirando con ojos de enamorada a Bruno en el colegio. Ella lo sentía. Bruno ni enterado, cosas de hombres que no están pendientes de cuestiones sentimentales cuando la juntada con amigos y los deportes parecen ocupar todos los pensamientos.

Pero - siempre se dijo - que los de afuera ven más que los de adentro. Y así fué. Una amiga de Yuli fué la que realizó la tarea de Cupido y quizás por ese sexto sentido que tienen las mujeres le dijo a Bruno: "Yuli está enamorada de vos". Interesante es saber que Yuli jamás había comentado a alguien de este amor secreto...

Y la historia se resuelve en todo eso. Detalles más, detalles menos, se eligieron y van a continuar algo que comenzaron tiempo atrás, cuando eran más pequeños y no se piensa tanto en el futuro, sino en vivir el presente.

El pequeñísimo resumen de una hermosa sesión previa que hicimos, es toda de ustedes. 

Wally & Seba: Boda

Wally & Seba: Boda

¿Cómo se resume una Boda?

Podría enumerar los pasos a seguir, pero que nunca son una regla en mi caso. Puedo decir que la mayoría de las veces la revisión del material tiene que llegar como un llamado interno que me dice: "Ahora". Y comienza la tarea. Foto a foto. Momento a momento. Y sucede muchas veces que  vuelvo sentir lo que me hizo erizar la piel al momento del registro. Difícil es decidir cual de todos esos momentos quedan fuera de un resumen.

¿Son míos esos momentos? ¿Me representan? ¿Reflejan mi mirada como fotógrafo o estoy dejando que mis sentimientos interfieran en la selección? Difícil. Una y otra vez. Adelanto y vuelvo. Elimino. Conecto. Agrego. Vuelvo a eliminar. Reviso otra vez y así.

Supongo que es similar al proceso de organizar una Boda: decidir quienes acompañaran ese momento tan especial para convertirlos en inolvidables... algo así decía una hermosa postal que me esperaba en mi asiento la noche de la Boda de Seba y Walter.

Ya vieron su sesión previa - sino pueden hacerlo aquí - y ahora llegó el turno del resumen de su Boda. Nervios. Silencios. Pasos apresurados y manos que aprietan dedos en señal de nervios. Tranquilidad que se expresa verbalmente pero que no se refleja en la ansiedad de un paso importante en la vida de dos personas que se aman. Y de todo su grupo de amigos y familia.

El Amor es uno sólo, es el mismo Amor. 

Seba & Wally

Seba & Wally

Conocerse. Reconocerse. Elegirse. Decidirse.

Quizás éstas palabras definen de alguna forma la historia de Walter y Seba. Conocerse, hacerse amigos, confidentes de sus historias y de sus tan diferentes vidas, reconocerse como tales en un momento que no había lugar a dudas y donde cada uno tenía objetivos y miradas diferentes y un día, dejar todo lo cada uno tenía por un lado para elegirse desde la base del reconocimiento y ya no separarse más.

¿Pasos necesarios? No siempre. Al menos estas historias donde dos personas comienzan siendo amigos para luego hacer de esa complicidad parte indispensable de una vida que quieren para adelante no es un cuento repetido.

Seba y Wally decidieron hace unos años dar un paso más. Luego de varios años de pareja donde infinidad de amigos fueron testigos de esta historia, van por más y entre organización de Boda, viajes, reuniones familiares y risas cómplices se hicieron un momento para realizar esta pequeña sesión previa.

Hay silencio en estas fotos... no de aquel silencio incómodo, sino del otro: del cómplice. Del que llena. Inunda. Hay calma. Existe una sensación de descanso de haber llegado a algún lugar que nos brinda paz ¿Serán las decisiones tomadas? Oh... sí, esas que parecen que cuestan tanto, pero que bien se sienten cuando las hacemos! Un sol fuerte en una mañana fría. El contraste. La vida misma. Los abrazos y los gestos. Miradas y sonrisas. Así son ellos, no se necesita más para sentir lo que se quiere.

Zürich Pride Parade 2017: #nofeartobeyou

Zürich Pride Parade 2017: #nofeartobeyou

Nunca tengas miedo de ser quien eres. Jamás.

El lema de este año para el tradicional desfile del Orgullo en la ciudad de Zürich, Suiza ha sido éste: #sinmiedodeservos. En un mundo convulsionado por diversos temas actuales, la elección sexual o de vida de una persona no escapa a esto, y Zürich no ha sido indiferente a esta realidad dejando en claro a través de diferentes colectivos sociales y humanitarios que desde este País, quienes temen por sus vidas simplemente por ser quienes son, tienen un lugar y el abrazo que tanto anhelan. 

Si sólo dos minutos de nuestras valiosas vidas nos detenemos a tratar de conocer las diferentes situaciones por las que estas personas pasan día a día, quizás podamos abrir nuestros corazones un poco más y desear desde lo prendo de nuestro ser que esto se detenga en algún momento. Damos por sentadas ciertas libertades en nuestras vidas y la comodidad de nuestros hogares: pero no todos viven nuestras mismas realidades, y detrás de sonrisas enormes, ojos brillosos, manos al aire y banderas multicolores flameando hay corazones que de alguna manera están rotos, y los hilos de conexión con sus historias y culturas están a miles de kilometros de distancia y sin siquiera por elección propia: han sido forzados a pedir asilo para seguir viviendo. Así de simple.

Atrás, sus familias. Sus amores. Sus sueños. Desean ser libres, es todo  lo que quieren. Quieren ver, quieren ser lo que desean ver y sentir. Quieren ser libres, desde adentro hacia afuera. 

El ser humano esta construido de una sola célula que pide a gritos "sobrevivir". Y hará para eso lo que sea necesario. Del otro lado, el mismo ser humano también tiene otra célula que es la de generosidad y bondad. Y son muchísimos más éstos que los que desean terminar con ambas: la supervivencia y el amor. No podrán hacerlo. Nunca.

Suiza dijo presente. Zürich dijo aquí estamos y éstos somos. No tenemos miedo y los abrazos fueron la moneda corriente. Los besos en la boca, las miradas cómplices y los sueños simplemente volaban por el aire con música de fondo donde todo era libertad y alegría: ¿se necesitaba más? 

Aquí mi resumen del Zurich Pride Parade 2017. Ha sido un placer enorme para mí que haya sido aquí, mi primero y que haya podido conocer estas increíbles historias de muchas personas y que me hayan hecho sentir orgulloso, no por mí, sino por ellos: por su valor, coraje y  por quienes, desde ella bondad y generosidad extienden sus brazos y dicen: "Ven aquí, no tienes que tener miedo de ser quien eres."

 

Ceremonia Patricia y Ariel

Ceremonia Patricia y Ariel

Quizás esta Boda rompe récords en mi registros. 

En primer lugar, es la Boda que más lejana me ha tocado registrar: quizás algo más de 13000 Kms. (Antes ya había hecho una lejana en las Islas Canarias pero ésta es algo más lejos). En segundo lugar, la cantidad de asistentes a la Ceremonia: 7, Fotógrafo incluído.

Venaus, queda en al hermosa región Piamontesa de la provincia de Turín, y que tiene algo más de 900 habitantes, pero con muchísimos años más de historia rodeados por alpes que le brindan una increíble vista del que goza en su ubicación de valle.  Una pequeña ciudad que tiene entre sus calles antiguas casas paredes anchas de piedras, con los graneros debajo y espacios donde solían proteger a los animales en los crudos inviernos.  Donde el agua de la nieve puede beberse directamente de las canillas que la vierten. Donde la gente es amable y se alegra de recibir a alguien que no habla su idioma, pero que, en su generosidad te hace sentir cómodo. Bello, tranquilo, y amable.

Ese es el lugar que Patricia y Ariel eligieron para dar el Sí. Un lugar que era lo conectaba a Ariel con parte de su pasado y que eligió para que Patricia también se enamorara y lo haga suyo de alguna manera. Después de todo, vamos donde va el Amor.

En un sábado soleado, sin vientos como los días previos, la ceremonia Civil se llevó a cabo en el Municipio de Venaus, donde Nilo - el Intendente - ofició de máxima autoridad de esta ceremonia donde los casamientos quizás no son moneda corriente. 

Tuve el honor de registrar esta Boda. De compartir con ellos este momento tan importante donde una nueva oportunidad se habría ante ellos y también, no pude resistirme a la invitación por parte de la Novia de ser Testigo y poner mi firma: Fotógrafo y Testigo. En Venaus. Italia. Que más podía pedir? Ah sí, lo olvidaba: la comida Italiana que compartimos con el resto de los invitados con 6 platos diferentes de los cuales, no podría decidir cual de todos era el mejor. Italianos, damos gracias a ellos, por sus paisajes, generosidad y amabilidad con las que nos recibieron.

Patri y Ariel

Patri y Ariel

Nuevos caminos. Nuevas decisiones. Nuevas Oportunidades.

Siempre hay una segunda oportunidad. Siempre hay  nuevos caminos para recorrer y siempre hay luz hacia donde decidamos ir con convicción. No hay duda de eso. Cuando decides ir por lo que querés y dejas atrás todo convencido que lo que vendrá siempre será mejor, nada puede salir mal.

Una segunda oportunidad también significa entregarse. El universo nunca te abandona y de alguna manera te acompaña con toda la experiencia adquirida previamente a disfrutar desde otro lugar - emocional y físico - un nuevo presente. Siento que todo lo que cargamos nos deja mejor parados para lo que vendrá, de alguna forma la distancia, experiencia y una mirada más relajada sobre nuestras vidas nos permite disfrutar mucho más de un presente y concentrarnos en lo que realmente importa: el compartir. Momentos, miradas, risas, gestos. Todo lo demás, es un accesorio.

Esta es parte de la Historia de Patricia y Ariel que deciden decir una vez más "Sì, accetto" (Sí, acepto) en un pequeñísimo y antiguo pueblo de Italia llamado Venaus, rodeados de un entorno magnifico para esta historia de amor. Y éste es el pequeño resumen de la sesión que hicimos horas antes de su intima Ceremonia.