Mi primera Boda Judía.

Emoción.

Después de todo el Amor es el mismo en todas las religiones y culturas no? Pero la Celebración del Amor? Ah, eso es otra cosa. Y cuando Ruth y Maxi se acercaron ya tiempo atrás para una entrevista y me contaron que su Boda sería con ceremonia Judía, me brillaron los ojos. Y comenzaron las preguntas sobre ciertas costumbres que uno desconoce pero que tiene "hambre" de vivir.

Lo que sí dejé en claro es que yo en las Bodas me divierto y soy parte de ella. Eso de hacer fotos de "afuera" no es para mí. Me gusta vivir la Celebración de un Casamiento desde adentro , tal como lo vive cualquiera de los invitados. Sentirlo. Vivirlo. Celebrarlo.

Lo  que no pensé es que en un momento me iban a rodar las lágrimas de la emoción: por algún momento emotivo? No, sino por la Celebración. Por la Fiesta. Por como festejaban y se divertían. Nunca había visto tantas manos unidas, abrazos, corridas, risas, golpes, locura, gritos, aplausos y más en un mismo momento! Me emocionó! Me superó. Que es toda esta locura?! Tanta velocidad! Tanta Luz! Acaso serán las palabras del Rabino Yossi que mencionó que por cada uno de nosotros había 3 antepasados que nos acompañaban en ese momento también? Todos esos "Espíritus" estaban festejando?! No habría otra explicación. 

Una bella ceremonia en un día de muchísimo sol y calor; divertida, acompañada de todos y con el apoyo de cada uno de los invitados, incluida una invitada que cayó al agua. La fiesta animada desde el inicio con Música Tradicional Judía en un salón a pleno.

Eso es una Boda, un momento de Celebración Histórico de una pareja y de cada uno de las personas invitadas. Y de los Espíritus que nos acompañan todo el tiempo. 

Con ustedes, el "resumen" de Ruth y Maxi.

Salon: La Angelina, Asistente y Segundas Cámaras: Carlos Grenni y Horacio Leonardi, Bandas en Vivo: Orquesta Atzor, Tradicional Judía y Banda Topete. Peinado y Maquillaje: J. Torres.